Atlantik 1050 será un espectáculo de calle que aunará las danzas tradicionales vascas y escocesas. Promovido por el festival Atlantikaldia, el Instituto Vasco Etxepare y Dance Base (Centro Nacional de Danza de Escocia) y con el mar como nexo de unión entre ambas culturas, esta iniciativa se plantea como un viaje de ida y vuelta: el espectáculo se estrenará en agosto en el festival Fringe de Edimburgo y recalará en septiembre en Atlantikaldia.

Así lo presentaron ayer, día 6 de junio, en la sala de danza de Niessen Kulturgunea, Bingen Zupiria, Consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco; Irene Larraza, Directora de Etxepare Euskal Institutua; Julen Mendoza, alcalde en funciones de Errenteria; Iker Tolosa, director de Atlantikaldia; Alain Maya, bailarín y coreógrafo errenteriarra; Jen Wren, coreógrafa escocesa y Amy Geddes, música escocesa, aprovechando el viaje que estas dos últimas han realizado para conocer la danza tradional vasca.


El mar adquiere gran relevancia en la esencia de esta iniciativa ya que ha supuesto un vínculo muy fuerte durante siglos entre Escocia y el País Vasco y el espectáculo combinará bailes tradicionales de ambos territorios, de costa a costa: el proyecto se desarrollará y presentará tanto en Edimburgo como en Errenteria. Por mar, la distancia entre ambas localidades es de 1050 millas y es precisamente a esa distancia a la que se hace referencia en el título actual del proyecto, Atlantik 1050.


El proyecto será el resultado de un trabajo de investigación y colaboración. Para crear el grupo de trabajo que lo llevará a cabo, en lo que se refiere a los participantes vascos, el festival Atlantikaldia ha contado con el grupo de danza errenteriarra Ereintza. El grupo ha asignado a su miembro, el bailarín y coreógrafo Alain Maya, la tarea de asesorar a la directora artística y a la directora musical en el ámbito de los bailes y la música tradicionales vascos. Se encargará también de la selección de los bailarines vascos: la base del conjunto la formarán varios componentes del grupo Ereintza de Errenteria y Maya invitará también a miembros de otros grupos vascos de baile.

En cuanto a los participantes escoceses, Dance Base ha seleccionado a la bailarina y coreógrafa Jen Wren y la músico Amy Geddes; para elegir a los bailarines escoceses, se lanzó una convocatoria a jóvenes entre 16 y 25 años, con conocimientos de bailes tradicionales escoceses. Los músicos responsables de poner música al evento serán vascos y serán seleccionados por Amy Geddes según avance el proceso creativo y se concreten los instrumentos musicales que se van a emplear en el espectáculo.


Serán entre 10 y 14 los bailarines que viajen del País Vasco a Escocia y viceversa, si bien se prevé que en el espectáculo participen un mayor número de bailarines locales.

En lo que se refiere a la financiación, el proyecto cuenta con el apoyo de Etxepare Euskal Institutua, Creative Scotland (institución pública escocesa que promueve actividades culturales) y el Ayuntamiento de Errenteria.