El festival.


Atlantikaldia, el encuentro entre culturas y festival de música  nació en el año 2014 bajo tres ejes principales: recuperar de la memoria marítima de Errenteria, impulsar que la localidad mirara al mundo y el mundo mirara a la localidad.

Se impulsa el intercambio entre culturas fomentando el trabajo conjunto tanto entre agentes de la localidad como entre foráneos con la finalidad de hacer frente a los desarrollos actuales y de abrir una reflexión sobre la Errenteria del futuro. Al mismo tiempo, recupera y saca a la luz tradiciones enriqueciendo la identidad local.

Uno de los ejes de Atlantikaldia es la continua evolución. La experiencia adquirida en cada edición ha permitido el devenir del festival.
Esta evolución se ha trabajado en dos direcciones. Por un lado, el festival está abierto al mundo y esto fomenta las influencias externas traigan cada año novedades o descubrimientos. Por otro lado, Atlantikaldia es un viaje que también se realiza para adentro. Se sumerge en la historia, y no solo en la memoria marítima, sino que también en el modo que tiene cada ciudadana y ciudadano de entender el mundo. Las interacciones que se promueven traen nuevas propuestas y perspectivas.

Encuentro entre culturas.


Se impulsa el intercambio entre culturas fomentando el trabajo conjunto tanto entre agentes de la localidad como entre foráneos.

La programación del festival es creado con las propuestas de los agentes. En él se enmarcan actividades culturales diversas como juegos, exposiciones, teatro, danza, arte urbano, tecnología, gastronomía, ferias…
Cada año, desde la organización, se hace un esfuerzo para que los contenidos del festival tengan relación con el mar.

 

Festival de música.


No es un festival de música al uso. Dentro de Atlantikaldia se desarrolla la iniciativa Conversaciones marítimas  que lo diferencia de los demás festivales. Dentro de la misma se fomenta la cooperación entre artistas invitadas/os y locales, trabajo que después se refleja en el escenario. Artistas de renombre provenientes fuera del territorio desarrollan espectáculos especiales e irrepetibles junto a artistas locales. Esto hace que lo visible encima del escenario de Atlantikaldia sea un espectáculo único.