El tercer día del festival Atlantikaldia acoge a una gran multitud

Faro principal

Bailes, ambiente, aplausos, momentos conmovedores… todo esto y mucho más trajo ayer el concierto del grupo Amparanoia al festival Atlantikaldia. La gente que se acercó a la carpa situada en la plaza Lehendakari Agirre acogió con entusiasmo al grupo, y Amparo Sánchez y compañía mostraron desde el inicio su propósito para dar un concierto de los que no se olvidan.

El concierto se convirtió en uno de los más bailados de todas las ediciones de Atlantikaldia. El repertorio comenzó con la ayuda de Xabi Solano y Pini de Esne Beltza y la fiesta estalló al ritmo de “Buen rollito”. Cuando llegó el momento de la canción “En la noche”, la errenteriarra Sorkun subió al escenario acompañada del calor y aplausos de un público entregado. Juntos regalaron momentos inolvidables.

Antes de este espectáculo, el escenario del Faro Principal calentó motores con el cuarteto Track Dogs, formado por artístas de EEUU, Irlanda y Madrid. El grupo transmitió alegría y optimismo desde el minuto uno y la actuación se transformó en una auténtica fiesta. Además, fueron acompañados por grupo de claqué Xafol-K y Sagari Ur.

Errenteria a rebosar

Pero además de la plaza Lehendakari Agirre, las calles de Errenteria también estuvieron repletas durante todo el día con más de 30 actividades repartidas en los diferentes espacios del festival.

El hip-hop, talleres de tatto y henna, los deportes urbanos y los graffitis llegaron desde por la mañana a Kalekaia. En la Herrixka situada en la Alameda, hubo talleres, piknik y cuentacuentos. La tecnología tomó tierra en la cubierta de la escuela Koldo Mitxelena, La plaza de los Fueros se convirtió en mercado de mercados y los músicos que actuaron en la Herriko plaza hicieron grandes los pequeños conciertos: Son Candela, Osian Morris and Nicolas Davalan y el último concierto de la noche lo ofrecieron Judit Neddermann y Pau Figueras con la colaboración especial del cataor de Sonakay.